Viena…

Fue un viernes como hoy, hace exactamente 15 días cuando llegamos a la capital de Austria. Viena, la ciudad con la que había soñado conocer durante 18 años, estaba frente a mis ojos. Y como si estuviera escrito en mi destino conocerla, cambio mi vida para siempre.